Faberin, un escaparate de talento para los Design Lovers, nuevo sponsor del Design Institute Of Spain (DIOS).

La plataforma española que sigue creciendo cada día, actualmente cuenta con 700 diseñadores de producto y 500 fabricantes locales procedentes de distintos continentes, cuyos profesionales coinciden en el empeño, la responsabilidad medioambiental, el uso concienciado de los recursos y la pasión por lo que hacen. Desde el Design Institute Of Spain (DIOS), sentimos un gran orgullo de que se haya unido al Instituto como sponsor.

"Las plataformas e-commerce como elementos unificadores de la oferta y la demanda de servicios profesionales de diseño" La irrupción de nuevas técnicas de creación, la independencia en el trabajo, la búsqueda por la continua autorrealización personal y la interconectividad entre distintos perfiles creativos en entornos online. hacen que hoy las plataformas que fomentan la fusión del talento vayan por delante de los modelos tradicionales. Las nuevas formas de conectar profesionales del diseño de producto en un mercado cada vez más amplio, digital y más accesible para todos hace que este tipo de plataformas emergentes resulten muy atractivas e incluso una vía de escape para aquellos que buscan nuevos retos profesionales.

NUEVAS NECESIDADES DE CONSUMO
Al mismo tiempo que se crean nuevos modelos de negocio, las necesidades de los internautas y los cambios en el comportamiento y en el consumo de productos se van remodelando. Es por eso que se estén creando continuamente nuevas soluciones que atiendan a esas necesidades.

La revolución de los modelos de venta online ya no sólo ha creado un círculo de venta rápida e instantánea difícil de parar (modelo que se cuestiona cada día más), sino que además paralelamente está despertando otro tipo de interés y responsabilidad colectiva tanto medioambiental como social. Porque, ¿son realmente sostenibles esos modelos de producción masiva?

LA IRRUPCIÓN DE MODELOS COMO FABERIN

Si buscáramos tiendas e-commerce que ofrecen productos de diseño de interiores y mobiliario, nos vendrían muchas relevantes a la cabeza. Pero si buscáramos tiendas e-commerce de producción bajo demanda nos encontraríamos con relativamente muy pocas. Es ahí donde irrumpe el modelo de Faberin, una plataforma nativa digital que conecta diseñadores de producto internacionales con fabricantes locales y vende esos mismos productos únicos y fabricados bajo demanda en su web.

Desde Faberin entienden las fábricas del futuro como un lugar con millones de usuarios interconectados en un mercado global que actúa local y además es responsable. Así, un proyecto ideado por un diseñador de producto en Shanghai puede ser vendido y fabricado por un artesano de Málaga y Dallas de manera instantánea.

En el modelo de negocio de Faberin no existen cantidades de stock, todos los productos disponibles se fabrican bajo demanda del consumidor, respetando y persiguiendo así una economía circular que reduce la producción innecesaria de desechos. Y es que además de cortar el consumo masivo, con la producción bajo demanda se hace un uso responsable de los recursos materiales, ayudando así a la preservación del medio ambiente.

FABERIN, UN ESCAPARATE DE TALENTO
Dar visibilidad y tener en cuenta a cada profesional implicado en el proceso es un factor que se pierden con las e-commerce de gran consumo actual. Lo único de lo que el consumidor es consciente es del producto final, pero no de las partes implicadas. Los usuarios de hoy son realmente los que dictan los nuevos paradigmas y están mucho más concienciados. Son ellos mismos los que han dado paso a las comunidades, a entablar conversaciones, alzar la voz y a valorar a cada uno de los profesionales.

''En Faberin cada producto tiene una historia. Creemos que tanto diseñador como fabricante merece tener su reconocimiento, por este motivo, en los detalles de cada producto, se puede conocer más sobre el diseñador que ideó el producto, su procedencia y background, así como conocer más sobre el maker, la técnica utilizada y el estudio en el que se ha finalmente fabricado. En Faberin no sólo se venden productos, es un escaparate de talento donde se ofrece accesibilidad y visibilidad a los perfiles implicados''.

LA DEMANDA ES PERSONALIZADA

Teniendo en cuenta que nos adentramos en un mercado cada vez más individualista y personalizado, es necesario reconocer que además, la customización de los productos será un factor muy demandado. Desde Faberin, conocen la importancia de que esas nuevas necesidades sean atendidas, por eso mismo, en su plataforma es posible incluso customizar los propios productos. ''El cliente ya no sólo adquiere un producto único y exclusivo fabricado para él, sino que además puede optar a personalizar el color, el tamaño o incluso añadir su propio mensaje. Fomentamos la participación para que cada uno aporte su toque o seña de identidad a la pieza''.

¿Te ha gustado el artículo? Te recomendamos que sigas la actualidad diaria del Instituto a través de nuestras comunidades y grupos social: LinkedIn, Facebook e Instagram.