La creatividad, manifestación del espíritu humano

17.04.2020

Una canción, una pintura, un sonido, una poesía, unos colores pueden ayudar a que se activen diversas funciones psicológicas.

La creatividad o el acto de crear es una capacidad del ser humano que lo conecta a lo divino. Por eso el diseño, que es una expresión de la creatividad es mucho más que un vehículo de expresión o una fuente de entretenimiento, se puede considerar como un camino hacia la sanación, como afirman muchos psicólogos, filósofos y médicos.

El acto creativo es un impulso que se origina del inconsciente, imposible de explicar con palabras y la razón, es un acto intuitivo. "Si pudiera decirlo con palabras, no habría razón para pintarlo" -Edward Hooper, pintor.

¿De dónde se origina este impulso?

La psicología Zen o Budista y la física cuántica nos hablan del concepto de vacío pleno o vacío fértil. El físico americano Heinz Pagels declara: "la visión de la nueva física sugiere: el vacío lo es todo en la física. Todo lo que ha existido alguna vez o puede existir ya está ahí en la nada del espacio. Esta nada contiene todo lo existente".

La creatividad nace del vacío fértil. El Yo no conoce por anticipado lo que va a inventar ya que el conocimiento es la forma de lo que ya se ha producido. El acto de crear puede darse por la necesidad de un cambio ya que lo existente no da resultado y se buscan otras formas. Los creativos, pueden tener una necesidad de crear, para disfrutar de este placer agradable. ¿Quiénes son los creativos? Son personas intuitivas y sensibles que tienen la capacidad de conectarse con la gran red (inconsciente colectivo) y entrar en el vacío fértil. Que siguen alimentando su niño interior, con la curiosidad y el gran placer de descubrir cosas nuevas no conociendo aún los límites impuestos. Así que, podemos decir seriamente que poseen una mente elástica y inquieta.

Llegar al vacío fértil significa no hacer caso a los límites para encontrar una nueva solución. Si nos agarramos a lo conocido, nuestras posibilidades se limitan. ¿Pero qué podemos encontrar delante de este vacío? El miedo. Imagina a una pintora cuando se pone delante a un lienzo blanco o un escritor delante de una página en blanco. Tienen que asumir el riesgo y lanzarse a ese vacío.

¿Qué es el diseño? Es una actividad creativa

En las terapias, el terapeuta utiliza el diseño para que la persona exprese emociones y sensaciones que no podrían salir a la luz de otras formas. La libre expresión de las emociones a través del diseño significa también conectarse a ese vacío rompiendo las limitaciones de la mente, aunque estas personas no conozcan la técnica y la estética.

Surgen de hecho, palabras o objetos de forma metafórica que evocan los arquetipos y el inconsciente colectivo.

Desde la antigüedad ya podemos observar como la expresión creativa se convierte en un lazo que une todos los pueblos y culturas del mundo. De hecho, muchos autores lo han definida como un lenguaje o comunicación universal.

Jung fue el primero en elaborar la teoría sobre la existencia de un inconsciente colectivo y de los arquetipos haciéndose eco de Platón. Jung determina los arquetipos como formas definidas en una psique omnipresente. Sus estudios confirman que la estructura del cerebro se hereda también en un sentido funcional y no solamente físico, así que podemos notar que desde el principio de la historia de la humanidad hay representaciones que se han consolidado posteriormente convirtiéndose en un patrimonio mítico-simbólico común a toda la humanidad.

El arquetipo representa una potente energía psíquica, un modelo simbólico que sirve a la organización energética de la evolución espiritual y también es la función que tiene la facultad y la potencialidad de reproducir dichas representaciones, llevando consigo un patrimonio de imaginación e imágenes comunes.

Un ejemplo que entrelaza los arquetipos, la espiritualidad y el diseño que se desarrolla desde tiempos ancestrales es el Mandala.

Sus orígenes vienen del Tibet, el investigador y arqueólogo Giuseppe Tucci, escribió una obra muy clarificadora sobre el simbolismo del Mandala indio-tibetano: "Teoría y práctica del Mandala" que lo describe como el "arquetipo natural del alma humana". Jung realizó un gran aporte para la comprensión del simbolismo del Mandala en occidente interpretando su simbolismo ancestral.

La estructura mandálica aparece en el diseño como forma recurrente. Su organización simétrica, la estructura regular se asocia con el proceso de paso del caos al orden, de la naturaleza a la cultura, a la unión de los opuestos. Como elemento místico, el Mandala fue utilizado como una figura sagrada y profética, empleado también para santificar y proteger lugares.

Resumiendo muy brevemente, para Jung el Mandala señala el aspecto más activo de la vida. Las cuatro orientaciones se relacionan con las cuatro funciones de la conciencia humana: pensar, sentir, intuir, percibir.

¿Cuales son las formas geométricas fundamentales que forman parte de todo proceso de diseño y que son también los elementos del Mandala?

El círculo, el cuadrado y el triángulo. El círculo se refiere al mundo divino, el triángulo a lo sagrado y el cuadrado al mundo humano.

El círculo no tiene principio ni fin, es lo eterno. El triángulo es una figura dinámica, activa que remite a las religiones más antiguas y actuales. El cuadrado se asocia a lo terrestre, a los cuatro puntos cardinales, al elemento tierra.

Para entender mejor la importancia de estos símbolos para toda la humanidad cuya fuerza se encuentra a nivel inconsciente, vamos a ver como Jung descubrió algo importante a nivel social.

¿Cómo pudo ver Jung a través de los actos creativos del ser humano que este se estaba separando de sí mismo? A través de la pintura y el diseño pudo observar que ya en el arte moderno de su época la conexión entre el círculo y el cuadrado era inexistente, libre o casual, y esto denotaba el estado psíquico del hombre del siglo XX, su alma perdió las raíces y empezaba su disociación.

Lara Bartalucci (Terapeuta y Coach de profesionales creativos)


¿Te ha gustado el artículo? Desde el Design Institute Of Spain apostamos por la creatividad y la innovación. Si eres "de los nuestros" y compartes la pasión por el Diseño y sus tendencias, ¿a qué esperas por seguirnos en nuestras redes sociales?