Los tres pilares para el diseño de estrategias empresariales orientadas a la motivación y al compromiso interno.

04.06.2020

Autoría del artículo: Eduard Alcaraz Espriu, (Digital & Internal Strategist del Design Institute Of Spain)

Una empresa para poder evolucionar en tiempos de crisis (o de oportunidades), debe saber diferenciar lo urgente, de lo importante. Esta frase "suena muy bien", pero... ¿a qué asociamos cada uno de estos conceptos? Lo realmente urgente en la actualidad para millones de empresas del mundo del diseño es facturar, recuperar las comunicaciones anteriores al 12 de marzo para reactivar las oportunidades de negocio que tenía apalabradas, o que se estaban gestando a "fuego lento". Pero lo verdaderamente importante, y que no todos han tenido (ni tendrán por desgracia) en cuenta es recuperar (y en el mejor de los casos mantener) la motivación y el compromiso del equipo humano que ha vivido toda esta situación, ya sea afectado por un ERTE, por una re-adaptación de su día a día a causa del teletrabajo, o simplemente por las secuelas principalmente mentales que les ha provocado este nuevo escenario.

Las cifras son desalentadoras. El 70% de los empleados asalariados de España no se siente feliz en su trabajo, y el 60% no recomendaría su propia empresa a ningún amigo Son datos del informe Excelencia y valores. Claves para la sostenibilidad social y empresarial, elaborado por la directora del Centro Trabajo y Familia del IESE, Mireia Las Heras y la empresa de recursos humanos Eurofirms.

¿Cómo se llega a esta situación? Puede darse por multitud de factores. A continuación, se listan algunos de los principales:

-Falta de liderazgo

Las empresas, por muy transversales que sean deben ser lideradas por profesionales inspiradores, motivadores y que inciten participación y relación entre compañer@s. Las claves del liderazgo están en el autoconocimiento (si no me conozco a mí mismo como voy a saber liderar a un grupo) y a la) y a la capacidad para gestionar equipos y tareas (si no soy organizado, ¿como voy a poder organizar un grupo de personas?

Hacen falta líderes que más allá de hacer funcionar una empresa sean "generadores/as" de más líderes. Un líder hace evolucionar crecer la actitud y aptitudes de su equipo (con la ayuda inestimable de recursos humanos).

Fuente infografía: Eduard Alcaraz Espriu

-Profesionalización del marketing interno

Es hora de aplicar disciplinas que permitan mejorar la relación y comunicación de la empresa con el empleado. ¿Cuántas empresas tienen diseñado un plan de marketing interno profesional que tenga como objetivo desarrollar a corto y medio plazo planes de formación, promoción e incentivación de las personas que forman parte de la organización? Las marcas necesitan conocer más a sus empleados...y no por tenerlos más controlados, sino para ir satisfaciendo sus necesidades paulatinamente. Una tendencia que se está aplicando es el wellness corporativo.

Clases de Pilates en grupo, un profesor de idiomas, un psicólogo, un fisioterapeuta, un nutricionista... ¡queremos que nuestros empleados envejezcan saludablemente dentro de nuestra empresa y que se sientan felices... ¡que valoren el salario emocional que se les está ofreciendo! Necesitamos conectar con nuestros empleados y queremos que se sientan atendidos.

Entrevistas en profundidad que sirvan para detectar inquietudes y hacer sentir partícipe a la persona del proyecto empresarial más allá del diseño de un producto o servicio. Nuestros clientes son nuestra marca...y hablo tanto de "puertas para adentro" como de "puertas para afuera". Nos interesa pasar del Design Thinking al Human Design Thinking.

Si se apuesta por el Human Design Thinking, los responsables del departamento de RR.HH de la marca, deben ser conscientes de que su metodología de acción deberá ser dinámica y humanizadora...y eso implica salir del despacho personarse en las demás oficinas/showrooms, puntos de venta físicos, así como en las fábricas/talleres. El objetivo será determinar las necesidades reales de cada empleado/a y crear un programa o producto a medida para satisfacerlas. Mirar a los ojos del empleado, darle la mano (cuando termine toda la pesadilla del Covid-19), conectar, empatizar y transmitirse esta calidez tan necesaria para motivarlo.

Al fin y al cabo, es diseñar una estrategia 360º que garantice un crecimiento sostenible de la empresa y que nos permita reposicionar la compañía en los valores que el empleado quiere ver. Un claro ejemplo es el Grupo Mahou San Miguel. El siguiente esquema, así demuestra cómo está evolucionando como marca.

Fuente infografía: Mahou San Miguel


-Desaprender para volver a aprender (tecnología)

Ante la evolución constante (y vertiginosa) del ecosistema digital, muchas marcas están trabajando intensamente para avanzar hacia la transformación digital, no sólo habilitando nuevos canales de venta...también formando a sus empleados para que este proceso sea efectivo y rentable. Sin cultura digital interna nunca podremos llegar a una transformación digital efectiva. Si no dispongo de los perfiles cualificados y preparados para la nueva era digital, las empresas perderán tiempo y dinero, mucho dinero.

  • ¿Qué tecnologías vamos a utilizar de ahora en adelante para mejorar las comunicaciones internas y la gestión de los proyectos?
  • ¿Qué tecnologías pueden ayudarme a motivar a los empleados/as en base a la gamificación y a evaluar sus competencias?

Una empresa puede apostar perfectamente por la tecnología sin perder su esencia artesanal en cuanto a producción. Estamos hablando de trabajar mejor y optimizar tareas para ser más productivos y sentirnos más motivados. ¿Quién no desea eso?

A continuación, se expone un vídeo-tour de la herramienta Zeppelean.

Fuente: Canal Youtube Zeppelean


Innovar no significa "revolución". Innovar puede estar en los detalles. El reto está en saber identificar qué tareas debemos dejar atrás y cuáles debemos aprender para crecer como empresa y como profesionales. Desaprender para volver a aprender, ¡si señor!

Y no importa si en una misma empresa conviven diferentes generaciones (por ejemplo, Baby Boomers & Millennials). No hay excusa. Cualquier empresa debe trabajar para evitar un distanciamiento entre las generaciones que conviven en una empresa. Deben sentarlas y dejar que la experiencia de unos y la energía y creatividad infinita de los otros sean beneficioso para el desarrollo de nuevos productos, metodologías de trabajo, iniciativas incluso tendencias.

Una vez nombrados estos tres 3 pilares para el diseño de estrategias empresariales orientadas a la motivación y al compromiso interno es hora de hacerse una pregunta: ¿Estamos realmente preparados? Es hora de evolucionar, es hora de crear estrategias ganadoras orientadas a potenciar lo más valioso de una empresa, su capital humano.

¿Ha sido de tu interés esta noticia? Te recomendamos compartirla en la red y que sigas nuestra actualidad diaria, así como las iniciativas que desde el Design Institute Of Spain estamos promoviendo para facilitar y promover la transveralidad del diseño made in spain. ¿A qué esperas para seguirnos a través de nuestras comunidades sociales?